Napolitanas de chocolate muy ricas y con trucos

Si hay algún bollo al que no soy capaz de decir no, es a una buena napolitana de chocolate.

Estoy segura de que muchos de vosotros tampoco sois capaces de decir no a una aromática, deliciosa y hojaldrada napolitana de chocolate.

Pues hoy las vamos a preparar en casa y van a quedar más ricas que las que podemos comprar en una pastelería.

napolitanas de chocolate

Napolitanas de chocolate

Hola amigos, soy Svieta y hoy prepararemos en casa unas maravillosas napolitanas de chocolate más ricas que las compradas
Tiempo de preparación 16 h
Tiempo de cocción 25 min
Tiempo total 16 h 25 min
Plato Dulces, Postre
Raciones 8

Ingredientes
  

  • 500 g harina de fuerza
  • 210 g agua fria
  • 50 g nata líquida
  • 1 yema
  • 60 g azúcar
  • 12 g sal
  • 18 g levadura fresca

ó

  • 6 g levadura seca
  • 250 g mantequilla sin sal
  • 80 - 180 g chocolate
  • 1 huevo para pintar
  • opcional fideos de chocolate

Elaboración paso a paso
 

  • En un recipiente pon la levadura.
  • Añade el agua. El agua ha de estar fría.
  • Añade la nata líquida. Yo utilizo la nata para cocinar pero puedes poner la que tengas.
  • Añade la yema.
  • Remueve muy bien.
  • Tamiza la harina.
  • Añade la sal.
  • Añade el azúcar.
  • Remueve hasta dejar de ver las partículas de harina.
  • Cierra el recipiente y deja la masa en reposos unos 20 minutos, para que se humedezcan debidamente las partículas de harina.
  • Vuelca la masa sobre la mesa limpia y seca.
  • Amásala hasta que se vuelva lisa y elástica.
  • He tardado en amasar la masa 11 minutos.
  • Unta el recipiente con pequeña cantidad de aceite.
  • Pon dentro la masa.
  • Cierra el recipiente y guarda la masa en la nevera entre 12 y 14 horas. Es para que acumule sabor y aroma necesarios.
  • Las masas amigos en general necesitas tiempo para madurar, para hacerse.
  • PUEDES AMASAR EN LA AMASADORA
  • Pon en el cuenco de amasadora la levadura.
  • El agua.
  • La nata.
  • La yema.
  • Remueve hasta que se diluya la levadura.
  • Tamiza la harina.
  • Añade la sal y el azúcar.
  • Coloca el cuenco en la amasadora. Pon la primera velocidad y paulatinamente la segunda.
  • Amasa la masa 3 minutos.
  • Deja la masa en reposo unos 20 minutos, para que se humedezcan debidamente las partículas de harina.
  • Para que la masa no se me reseque, cubro el orificio de la amasadora con un trozo de film transparente.
  • Pon la segunda velocidad y amasa la masa 6 - 7 minutos.
  • Pon la masa en el recipiente untado con aceite y guárdala en la nevera. También entre 12 y 14 horas.
  • Coge un trozo de papel para hornear y dóblalo en forma de un cuadrado de 17 - 18 centímetros.
  • Pon en el centro 250 g de mantequilla en trozos. He sacado la mantequilla de la nevera 20 minutos antes, para que me sea más fácil trabajarla.
  • Con ayuda de un rodillo reparte la mantequilla dentro del cuadrado.
  • Saca la masa de la nevera.
  • Vuélcala sobre la mesa y con las manos deshinchala muy bien.
  • Espolvorea la masa con harina y con ayuda de un rodillo estírala en rectángulo del tamaño de 2 cuadrados de mantequilla.
  • Ponla en una bandeja espolvoreada con harina.
  • Tápala para que no se reseque.
  • Yo la tapo con un paño ligeramente húmedo y la meto en una bolsa. Y así la protejo durante todo el proceso, hasta el momento que las napolitanas están formadas. Y es porque duele mucho cuando la masa por negligencia se reseca y se cuartea. Y que debido a ello el hojaldrado no sale como debería de salir.
  • Guarda la masa en el congelador unos 25 - 35 minutos. Para que se enfría muy bien.
  • Y la mantequilla guárdala en la nevera.
  • Recuerda que la masa tiene que estar bien fría y la mantequilla tiene que estar fría pero a la vez flexible, no endurecida.
  • Empaqueta la mantequilla en la masa.
  • Si la mantequilla está endurecida, a la hora de hacer el laminado se te partirá y no te quedará bien el laminado. Y si de lo contrario está demasiado blanda y encima la masa no está lo suficientemente fría, la mantequilla quedará absorbida por la masa y adiós a la miga hojaldrada.
  • Coloca la masa de tal forma que las costuras laterales queden arriba y abajo.
  • Estira la masa en rectángulo de 6 - 8 milímetros de grosor.
  • Trabaja con cuidado pero con rapidez.
  • Es muy importante que la habitación donde estés laminado la masa sea lo más fresca posible, la temperatura ideal es de 18 - 20ºC. En el caso de que la temperatura de la habitación sea superior a 22ºC tendrás que trabajar muy rápido. Y quizás enfriar en el congelador el rodillo y una tabla en la que podrías laminar la masa.
  • El grosor de mi masa es de unos 7 milímetros.
  • Recorta las puntas dónde no ha llegado la mantequilla.
  • Recorto las puntas para que en ninguna parte de la masa falte la capa de la mantequilla. Es un detalle importante si quieres obtener una bonita miga hojaldrada y no como la de un pan. Pero si no te preocupa como quede la estructura de la miga entonces no recortes las punas.
  • Dobla la masa en tres y guárdala en el congelador unos 15-20 minutos.
  • Cuando terminamos de hacer el primer plegado la masa nos quedó en esta posición.
  • Ahora gírala a 90ºC y ponla con la costura para abajo.
  • Vuelve a estirarla en un rectángulo de 6 - 8 mm de grosor. Trabaja con cuidado y lo más rápido que puedas.
  • Vuelve a recortar las puntas donde no ha llegado la mantequilla.
  • Dobla la masa en tres.
  • Guárdala en el congelador unos 15 - 20 minutos.
  • Cuando terminamos de hacer el segundo plegado la masa nos quedó en esta posición.
  • Gírala a 90ºC y ponla con la costura para abajo.
  • Vuelve a estirarla en un rectángulo de 6 - 8 milímetros de grosor.
  • Puede que en esta etapa la masa empiece a resistirse y te cueste estirarla, no luches con ella, guárdala en el congelador unos 10 - 15 minutos, para que se relaje, y luego sigue estirándola.
  • Dobla la masa en tres. El laminado de masa está terminado. Pero antes de estirarla y cortarla guárdala en el congelador unos 20 minutos: para que se enfríe y se relaje.
  • La masa que ha sobrado guárdala en una bolsa y congélala. La puedes añadir y así enriquecer la masa de unos bollitos que hagas un día.
  • Estira la masa en rectángulo de 30 centímetros de ancho y de 45 - 50 centímetros de largo. Ha de tener 4 - 5 milímetros de grosor.
  • Como la masa se me está resistiendo y no quiero forzarla y estropear las finísimas capas de masa que hice, voy a guardarla unos 15 minutos en el congelador, para que se relaje.
  • Córtala en dos a lo largo.
  • Corta rectángulos tel tamaño de tus barritas de chocolate.
  • Guárdalos en el congelador unos 15 minutos para que se enfríen y se relajen.
  • Coge un rectángulo.
  • Estíralo un poco.
  • Coloca el chocolate y enrolla. Por los profesionales se recomienda poner en cada napolitana de este tamaño 10 g de chocolate. Yo pongo 20.
  • Me han salido 8 napolitanas grandes y una pequeña.
  • Forra la bandeja del horno con papel para hornear. Yo reciclo el papel que utilice para dar forma a la mantequilla.
  • Coloca las napolitanas en la bandeja.
  • Pulverízalas con agua.
  • Tápalas con un trozo de film transparente y deja que suban casi duplicando su tamaño.
  • La temperatura del levado ideal es de 23-25ºC. ¡Nunca ha de ser superior a 28ºC!
  • Las napolitanas que no caben en la bandeja las congelo para comerlas otro día. Para hornearlas las descongelo en la nevera, luego las dejo que suban a temperatura ambiente y las horneo.
  • 20 minutos antes de que termine el levado, enciende el horno a 210º C con calor de arriba y abajo.
  • En el fondo del horno pon una bandeja para echar el agua.
  • Casca un huevo y bátelo.
  • A 21ºC mis napolitanas han tardado en subir 2 horas y 10 minutos.
  • A temperatura más baja tardarán más en subir y viceversa. 
  • Pinta las napolitanas con huevo. Es muy importante que no pintes los bordes donde se ven las capas. Para que a la hora de hornearse se puedan abrir.
  • Mételas dentro del horno.
  • En la bandeja del fondo echa un poco más de medio vaso de agua hirviendo.
  • Hornea las napolitanas 25 - 27 minutos o hasta que queden como a ti te gusta. Si tu horno calienta más por un lado que por otro, cuando haya cogido color, gíralas a 180º.
  • Saca las napolitanas del horno.
  • Ponlas sobre una rejilla para que se enfríen al menos 20 minutos.

Para que veas todos y cada uno de los pasos y te sea fácil de hacer las napolitanas de chocolate te he preparado este vídeo.

Apuntes sobre la receta de napolitanas de chocolate

En otros países las napolitanas de chocolate se las conoce bajo en nombre francés de pain au chocolat o pan de chocolate.

Se elaboran con masaa hojaldrada fermentada y de allí viene su preciosa miga alveolada y su maravillosa corteza friable. Una napolitana de chocolate casera amigos es un auténtico deleite. Nada que ver con las compradas. Es mas, una vez que las pruebes ya no hay vuelta atrás… no querrás comer ni probar otras.

napolitanas de chocolate

Harina de fuerza es harina apta para hacer pan y bollería. Puede que en tu país se llame de otra forma. Una harina que contiene 11 – 12% de proteínas te sirve. Esta información encontrarás en el paquete de la harina. Tambien hay harinas especiales para hacer las masas de hojaldre fermentadas, por ejemplo la harina T45 francesa dicen que es muy buena. Tan solo que no es fácil de conseguirla, no la vende en los supermercados. La puedes encontrar en algunas harineras o almacenes. Yo no la he probado.

La levadura puedes usar tanto la fresca como la seca, las cantidades están indicadas en los ingredientes. ¡Asegúrate de que la levadura no esté caducada! Es un detalle muy importante.

napolitanas de chocolate

Yo he utilizado la mantequilla de marca blanca, con 82% M.G. Pero hay mantequilla francesa especial para el laminado con 84% M.G. Que también se vende en algunos almacenes, tiendas, sitios especializados. Tampoco la he probado.

Haz estas napolitanas sin dudarlo y ya verás que delicia del bollo. ¡Con un café es el placer máximo!

Si te ha gustado el vídeo, compártelo en las redes sociales con tus amigos. Y suscríbete a mi canal de YouTube, es gratis.

Hasta la próxima.