Grissini – Palitos de pan para aperitivos y picoteo

Hoy vamos a preparar unos palitos de pan crujiente que son ideales para tener a mano cuando nos apetece picar algo, son fáciles de hacer y tienen un sabor muy agradable.

grissini o palitos de pan

Grissini - Palitos de pan para aperitivos y picoteo

Hola amigos, ¿qué tal? Soy Svieta. Hoy os voy a enseñar cómo hacer grissini, unos palitos de pan.¡ muy ricos y crujientes
Tiempo de preparación 2 h 20 min
Tiempo de cocción 20 min
Tiempo total 2 h 40 min
Plato Acompañamiento, Aperitivo, Pan
Raciones 4 -6

Ingredientes
  

  • 300 g harina de trigo 2-3 tazas
  • 125 ml agua
  • 50 g aceite 5 cdas aprox
  • 5 g sal 1 cdta
  • sésamo al gusto
  • 7 g levadura fresca

ó

  • 2,5 g levadura de panadería seca

Elaboración paso a paso
 

  • En un recipiente ponemos la levadura.
  • Añadimos el agua. El agua ha de estar a temperatura ambiente, ni fría ni caliente. Pero si en tu casa hace frío, pon agua templada.
  • Removemos hasta que se diluya la levadura.
  • Tamizamos la harina.
  • Añadimos la sal.
  • Removemos.
  • Cuando veas que el líquido haya sido absorbido por harina, añadimos el aceite.
  • Removemos.
  • Terminamos de hacer la bola con la mano.
  • Dejamos la masa en reposo 20 minutos, para que se humedezcan debidamente las partículas de harina y la masa adquiera elasticidad.
  • Amasamos la masa 5 minutos o hasta que se vuelva lisa y uniforme. También puedes amasar la masa en la amasadora, serían 5-10 minutos en 2ª velocidad.
  • Aunque esta masa es tan agradable que amasarla a mano es un placer.
  • Ponemos la masa en el recipiente y dejamos que suba duplicando su tamaño.
  • A 27ºC mi masa a tardado en subir 35-40 minutos. A temperatura más baja tardará más en subir y viceversa.
  • Deshinchamos la masa y dejamos que vuelva a subir.
  • Mi masa ha tardado en volver a subir 40 minutos.
  • Dividimos la masa en dos.
  • Hacemos bolitas.
  • Una la reservamos.
  • La otra la estiramos en una lámina de 0,5 cm de grosor a la vez que la espolvoreamos con sésamo (ver vídeo).
  • Tapamos la masa y la dejamos en reposo 20 minutos.
  • Encendemos el horno a 200ºC con calor de arriba y abajo. Si no tienes esta función, pon el calor sólo de abajo.
  • Cortamos la masa en tiras de 0,5 cm de grosor.
  • Ponemos las tiras en la bandeja y las retorcemos.
  • Las metemos al horno.
  • Si tu horno tiene sólo el calor de abajo, te recomiendo hornearlas en la balda del medio. En el caso contrario, en la primera balda contando desde abajo.
  • Horneamos 20 minutos o hasta que queden como a ti te gusta.
  • Sacamos los palitos del pan del horno.
  • Los ponemos sobre una rejilla para que se enfríen.

En este vídeo puedes ver cómo preparo los grissini y los pasos a seguir:

Apuntes sobre la receta de grissini o palitos de pan para aperitivos, entremeses y picoteo

He probado muchas recetas de grissini y la verdad que no me gustaba ninguna hasta que he dado con esta receta. En cuanto la probé me encantó. La masa sale muy agradable y cómoda para trabajar. No es caprichosa. Y los grissini salen con un sabor muy bueno.

grissini palitos de pan

Así que he pensado que esta receta sí que es digna para compartirla con vosotros. Para que también podáis disfrutar con unos buenos grisini y acompañar con ellos vuestros aperitivos, entremeses o comerlos viendo una película.

Para hacer los grissini he utilizado harina de trigo común, la normal, la de todo uso, la que se vende en todos los supermercados.

El aceite que recomiendo utilizar para hacer la masa es el de oliva virgen extra. Con aceite de oliva el sabor de los grissini queda muy auténtico. Pero, si no tienes el aceite de oliva, en tu pais no lo venden o es muy caro, utiliza el que tengas a mano. Pero en cualquier caso es recomendable que sea de buena calidad.

Para espolvorear los grissini he utilizado el sésamo pero puedes poner lino, semillas de amapola, pipas, hierbas aromáticas o no ponerlas. Eso va al gusto de cada uno.

grissini palitos de pan

Una cosa que me gustaría deciros es que no hay que dorar los grissini demasiado. El grado del dorado que ves en las fotos es el óptimo.

¿Sabes por qué?

Porque los grissini no solo se doran por fuera sino que también por dentro.

Y si quedan tostados por fuera, también lo estarán por dentro y tendrán un sabor un pelín a quemado. Así que cuida ese detalle.

La textura que tienen es increíble. Aunque están crujientes, no son de esos que puedes romper dientes con ellos. Son crujientes pero son friables, no son duros.

Si aún no te has suscrito a mi canal de YouTube, suscríbete por favor.

Cuéntame en comentarios que te ha parecido la receta y hasta dentro de muy poco.