Bollitos de pan blanco para bocadillos

Hoy os voy a enseñar a preparar en casa unos bollitos de pan blanco ideales para hacer bocadillos para el cole, también sirven para hacer hamburguesas y para acompañar toda clase de comidas.

Estos bollitos saben a buen pan y tienen la miga muy tierna y lo mejor de todo es que se pueden guardar para ir sacando cuando te apetezca comerte un rico bollito de pan.

 

bollitos pan blanco

Bollitos de pan para bocadillos

¡Hola amigos! Hoy vamos a preparar unos bollitos de pan ideales para bocadillos y hamburguesas
Tiempo de preparación 4 h
Tiempo de cocción 30 min
Tiempo total 4 h 30 min
Plato Aperitivo, Pan, Tentempié
Raciones 9

Ingredientes
  

  • 500 g harina de fuerza
  • 350 g agua
  • 10 g sal
  • 8 g levadura fresca

ó

  • 2,6 g levadura seca

Elaboración paso a paso
 

  • Para que nuestros bollitos tengan agradable sabor y aroma a trigo, con una parte de harina, levadura y agua de la receta vamos a preparar una esponja. Se hace en un minuto
  • Coge 105 g de agua a temperatura ambiente, de unos 20-22C.
  • Añade 3 g de levadura y disuélvela. Puedes usar la levadura tanto fresca como la seca, las cantidades están en los ingredientes.
  • Echa la levadura diluida por encima de los 160 g de harina.
  • Remueve hasta que dejes de ver las partículas de harina.
  • Cierra el recipiente y deja la masa en reposo de media a una hora. Tiene que subir sólo un poquito, hincharse levemente.
  • Deshincha la masa.
  • Cierra el recipiente y guárdala en la nevera entre 12 y 24 horas.
  • Guardarla más de 24 h no lo recomiendo ya que cogería un olor demasiado fuerte, que en este caso no nos interesa. Yo normalmente la hago por la tarde para poder hacer los bollitos al día siguiente por la mañana.
  • Para que nuestros panecillos salgan "adelicatesados" y nos duren más tiempo, con otra parte de harina y agua de la receta vamos a preparar la decocción. Que también se hace en menos de 1 minutos.
  • En un recipiente pon 50 g de harina.
  • Añade 150 g de agua hirviendo.
  • Remueve muy bien.
  • Cierra el recipiente y deja que la mezcla se enfrie.
  • La decocción también lo hago por la tarde, junto con la esponja.
  • Saca la esponja de la nevera.
  • Los 5 g de levadura restante disuelve en los 95 g de agua restante.
  • Añade la decocción enfriada.
  • Remueve muy bien.
  • Tamiza los 290 g de harina restante.
  • Añade la sal.
  • Remueve.
  • Añade la esponja e intégrala a la masa.
  • Cierra el recipiente y deja la masa en reposo unos 20 min, para que se humedezcan debidamente las partículas de harina.
  • Vuelca la masa sobre la mesa limpia y seca.
  • Amásala hasta que se vuelva lisa, brillante y deje de pegarse a la mesa.
  • He tardado en amasar la masa 14 minutos, tu puedes tardar en amasarla más tiempo o menos, según la habilidad que tengas para el amasado.
  • También puedes amasar la masa en la amasadora. Los pasos del mezclado de los ingredientes son idénticos.
  • Disuelve la levadura en agua.
  • Añade la decocción.
  • Pon paulatinamente la 6 ó la 7 velocidad y bate un par de minutos.
  • Tamiza la harina.
  • Añade la sal.
  • Añade la esponja.
  • En primera velocidad mezcal todos los ingredientes durante 5 minutos.
  • Deja la masa en reposo unos 20 min.
  • En segunda o tercera velocidad amasa la masa unos 15 minutos o hasta que se despegue de las paredes del cuenco y se vuelve lisa y brillante.
  • Coge un recipiente y úntalo con pequeña cantidad de aceite.
  • Pon dentro la masa.
  • Deja que suba duplicando su tamaño.
  • A 21 - 22ºC mi masa tardó en subir 1 hora y cuarto. A temperatura más alta subir antes y viceversa.
  • Espolvorea la mesa con harina.
  • Vuelca la masa sobre la mesa espolvoreada.
  • Pésala.
  • Divídela en 9 trozos del mismo peso. Te saldrán de unos 90 - 94 g cada unos. Es importante que tengan el mismo peso para que a la hora de hornearse se hagan todos al mismo tiempo y por igual.
  • Redondéalos.
  • Colócalos con el cierre para arriba.
  • Untalos con un poquito de aceite. Así tendrán una corteza más apetecible. Pero puedes omitir este paso.
  • Espolvorea generosamente la mesa con harina.
  • Coloca los bollitos con el cierre para abajo y deja que suban duplicando su tamaño.
  • Cuando falten 20 minutos para que termine el levado enciende el horno a 235ºC con calor sólo de abajo.
  • Si no tienes esta función pon la de arriba y abajo.
  • En el fondo del horno pon una bandeja para echar el agua.
  • A 22ºC han tardado en subir 1,05 h.
  • Coloca los bollitos con el cierre para arriba en una bandeja.
  • Mételos en el horno.
  • En la bandeja del fondo echa un vaso de agua hirviendo.
  • Pasados 10 minutos del horneado pon el calor de arriba y abajo y hornéalos 20 minutos más o hasta que queden como a ti te gusta.
  • Si tu horno calienta más por un lado que por otro, cuando hayan cogido color gíralos a 180º.
  • Si te gustan con mucha corteza hornéalos más tiempo y viceversa.
  • Saca los bollitos del horno.
  • Ponlos sobre una rejilla para que se enfríen.

Para que te sea más fácil hacer la receta y puedas ver todos y cada uno de los pasos te he preparado este vídeo:

Apuntes sobre la receta de pan bollitos blancos para bocadillos del cole

El aroma que desprenden estos bollitos blancos al hornearse es tan delicioso que alimenta.  aparte de resolver el tema de las comidas en cualquier momento, tener en casa este pan proporciona bienestar y satisfacción.

La miga es mullida y tierna, ideal para poner dentro las cosas tanto saladas como dulces. Tiene un sabor a pan, a trigo muy verdadero, muy agradable. Vamos que te comes uno y enseguida te apetece comer el otro de lo buenos que están.

Para la receta de pan bollitos blancos necesitas una harina de fuerza que tenga entre 10,5 y 11.5% de proteínas. Es decir, una harina de trigo que tenga entre 10,5 y 11.5% de proteínas te sirve. Esta información encontrarás en el paquete de la harina, en el recuadro de información nutricional.

Si pusiéramos todos los ingredientes a la vez,  juntos, y en media hora hiciéramos los bollitos de pan, en cuanto se enfriaran los tendríamos que tirar a la basura. Por incomibles. Y es porque para conseguir un pan sabroso, aromático y que envejezca con dignidad hace falta tiempo y brindar a la masa. Y también el trato adecuado: atención y cariño.

Una vez fríos, los bollitos que que no comas los puedes congelar. Para descongelarlos sácalos 1 hora antes o pásalos unos segundos por microondas y te quedarán como el primer día.

También los puedes conservar en una bolsa, en este caso te quedarán blanditos por fuera y por dentro.

Aquí puedes ver más recetas de pan y bollería que tengo, que seguro te gustará alguna.

Si te ha gustado el vídeo compártelo en las redes sociales con tus amigos y suscríbete a mi canal,de Youtube así no te perderás ninguna de mis recetas.

Hasta pronto amigos