Focaccia fácil y muy rica

Hoy os traigo una receta de focaccia sencilla y deliciosa que no necesita amasar.

Es una receta para todos los niveles, no hace falta que tengas conocimientos previos ni mucha experiencia en la cocina para preparar esta deliciosa focaccia.

focaccia

Receta de focaccia muy rica y ¡Sin amasar!

¡Hola amigos! Hoy vamos a hacer en casa una rica focaccia que queda deliciosa y no necesita amasado. Una receta para todos los niveles
Tiempo de preparación 10 h
Tiempo de cocción 20 min
Tiempo total 10 h 20 min
Plato Pan, Plato principal
Raciones 4 -6

Ingredientes
  

  • 470 g harina de fuerza
  • 380 g agua
  • 10 g levadura fresca
  • 9 g sal
  • 10 g aceite de oliva virgen extra

Aderezo

  • 2 cds. aceite de oliva virgen extra
  • 2 cds. agua

Relleno

  • 2 ramitas romero
  • 2 dientes ajo
  • gruesa o en escamas sal

aceite para untar la bandeja y las manos

    Elaboración paso a paso
     

    • En un recipiente grande echa la levadura desmenuzada.
    • Añade el agua.
    • Remueve hasta que se diluya la levadura.
    • Añade la sal.
    • Añade el aceite de oliva. Remueve.
    • Tamiza a la mezcla la harina.
    • Con ayuda de una cuchara remueve muy bien, hasta dejar de ver las partículas de harina.
    • Cierra el recipiente y deja la masa en reposo 20 minutos.
    • Pasado tiempo, moja las manos en agua y dobla la masa en forma de sobre, tal y como lo muestro. Cierra el recipiente y deja la masa en reposo otros 20 minutos.
    • Pasado tiempo vuelve a doblar la masa en forma de sobre.
    • Vuelve a cerrar el recipiente y vuelve a dejarla en reposo otros 20 minutos.
    • Pasado tiempo otra vez dóblala en forma de sobre. En esta etapa notarás como la masa se ha vuelto elástica y ha cogido el cuerpo.
    • Coge un recipiente limpio y úntalo con aceite de oliva. Pon dentro la masa.
    • Cierra el recipiente y guarda la masa en la nevera durante 24 - 72 horas. Así es, la puedes tener en la nevera hasta 3 días. Si sabes que no vas a usar la masa de aquí a tres dia, es necesario que cada dia la deshinches. El dia que la vas a usar no hay que deshincharla.
    • Pasadas 24 horas saca la masa de la nevera.
    • Forra la bandeja de horno con papel para hornear.
    • Unta el papel generosamente con aceite de oliva. No escatimes en aceite, cuanto mejor esté untado el papel, más crujiente te saldrá la focaccia. Sin un buen chorreón de aceite no hay buena focaccia.
    • Vuelca la masa sobre la bandeja.
    • Unta las manos con aceite.
    • Estira la masa tal y como lo muestro en el vídeo y repártala por toda la superficie de la bandeja. Hazlo con cuidado y sin aplastar mucho la masa.
    • Si ves que la masa se resiste, déjala en reposo unos 10-15 minutos para que se relaje. Termina de estirar la masa hasta cubrir toda la superficie de la bandeja.
    • Enciente el horno a 250ºC con calor de abajo y deja que se vaya calentando durante 20 minutos.
    • 10 minutos antes de que termine de calentarse el horno, prepara el aderezo: pon en un vaso el aceite y el agua y con ayuda de un tenedor bate hasta que emulsiones entre si.
    • Rellena la focaccia. Para ell0 corta los dientes de ajo en bastoncitos.
    • Mete los bastoncillos de ajo en los agujeros de la masa.
    • Espolvoréala con las hojas del romero.
    • Espolvoréala con la sal marina gruesa o en escamas.
    • Antes de metar la focaccia al horno aderézala con la emulsión de aceite y agua.
    • Mete la focaccia al horno.
    • Seguidamente baja la temperatura a 230ºC y pon el calor de arriba y abajo.
    • Hornea la focaccia unos 20 - 25 minutos o hasta que quede como a ti te gusta.
    • Sácala del horno y sírvela enseguida.

    Te he preparado este vídeo donde muestro todos y cada uno de los pasos de la receta:

    Apuntes sobre la receta de focaccia

    Hay quien afirma que lo más rico de una focaccia son los agujeros. Su corteza es muy crujiente, como si estuviera frita. Y su miga es envolvente y jugosa: una auténtica delicia.

    focaccia

    Puedes rellenar la focaccia con lo que más te apetezca: tomates cherry, queso, hierbas aromáticas, cebolla, etc., pero no te pases con las cantidades, la focaccia no es una pizza. A mi como más me gusta es con ajo, romero y sal en escamas, sale increíblemente deliciosa.

    Yo a los dientes de ajo les quito el tallo. Se supone que sin el tallo su sabor es más suave… puede ser, pero no estoy muy segura de ello. Yo quito los tallos porque a su alrededor tienen una capa demasiado fibrosa que se nota al paladar cuando van cortados en bastoncitos (que es como los corto para la focaccia). Pero si pico los dientes de ajo finamente o en láminas entonces no les quito ningún tallo.

    Puedes cortar la focaccia con un cuchillo pero creo que la mejor forma de cortarla es con ayuda de unas tijeras.

    focaccia

    Focaccia es un plato totalmente autosuficiente, ideal como desayuno, merienda o cena.

    ¿Te imaginas un desayuno de domingo mejor? En Liguria (una región de la Italia noroccidental) los italianos toman focaccia para desayunar o merendar y la verdad que es una muy buena idea. No hay nada mejor para empezar el dia que con un buen trozo de focaccia calentita y un buen café italiano.

    No dejes de hacer esta receta de focaccia ya que es infalible y gusta a todo el mundo. El que la pruebe, se enamorará de ella irremediablemente. Lo tiene todo para ocupar un lugar digno en el recetario de todo hogar.

    Si te ha gustado la receta y el vídeo, compartelos en las redes con tus amigos y suscribete a mi canal. 🙂

    También, si te apetece, puedes echar un vistazo a otras deliciosas recetas de pan que tengo.

    Hasta pronto amigos