Tarta rallada con arándanos

Esta es una receta de tarta fácil y rápida que admite todo tipo de relleno, se puede hacer con bayas, cualquier fruta, mermelada, membrillo, nutella o dulce de leche. En esta caso yo la preparo con arándanos que ahora se pueden encontrar fácilmente y a buen precio en cualquier supermercado.

Esta tarta es conocida bajo en nombre de tarta rallada y es muy extendida en los países de Europa del Este y Europa Central, yo la hago desde que era pequeña, así que podéis imaginar que es muy sencillita y se la podéis enseñar a vuestros niños, seguro que les encanta hacerla con vosotros.

tarta rallada con arándanos

Receta de tarta rallada con arándanos

Hola amigos, soy Svieta y hoy os traigo una receta fácil y novedosa para hacer una tarta rallada con el relleno que más os apetezca, yo la hago con arándanos y otras bayas, pero podéis poner lo que más os guste.
Tiempo de preparación 40 min
Tiempo de cocción 50 min
Tiempo total 1 h 30 min
Plato Tarta
Raciones 6 -8

Ingredientes
  

MASA

  • 400 g harina de trigo
  • 180 g mantequilla sin sal
  • 1 huevo grande
  • 3-4 cda leche
  • 80 -100 g azúcar
  • 8 g un sobre azúcar de vainilla
  • 1 cdta levadura química tipo Royal

RELLENO

  • 400-500 g arándanos
  • 2-3 cda azúcar
  • 1 cda maicena

Elaboración paso a paso
 

  • En un recipiente tamizamos harina, si no tienes un tamiz pásalo por un colador.
  • La harina que voy a utilizar es la harina de trigo normal, la común, la de todo uso
  • Aquí hay 400 gramos de harina que serían 3 tazas aproximadamente
  • Añadimos el azúcar entre 80 y 100 gramos
  • y una generosa pizca de sal
  • añadimos una cucharadita de levadura química tipo royal o polvos de hornear
  • Mezclamos todo muy bien
  • Rallamos 180 gr de mantequilla
  • y ahora mezclamos la mantequilla con la harina haciendo una miga
  • Añadimos un sobrecito de azúcar de vainilla de 8 gramos y mezclamos
  • Cascamos un huevo, le añadimos 3 o 4 cucharadas de leche y mezclamos todo muy bien
  • Terminamos de hacer la bola con la mano
  • Dividimos la masa en dos trocitos, uno un poquito más grande que el otro
  • Los envolvemos en film transparente o los metemos en una bolsita y lo guardamos en el congelador unos 15 - 20 minutos
  • Mientras lavamos y secamos los arándanos
  • Añadimos dos cucharadas de azúcar y 1 cucharada de maicena o almidón de maíz y mezclamos todo muy bien
  • Sacamos la parte grande de la masa y la rallamos en el molde. El tamaño del mío es de 33 por 22 centímetros
  • Repartimos la masa de forma uniforme, tapando todos los huecos
  • y por último ponemos los arándanos repartiendo por encima de toda la masa
  • Encima de los arándanos rallamos la masa restante de la otra bolita más pequeña. La masa tiene que quedar un pelín congelada así se rallan mucho mejor
  • Metemos al horno precalentado y horneamos a 180 grados con calor de arriba y abajo hasta que se doren. Si tu horno solo tiene calor por abajo hornea la tarta en la balda del medio
  • He tardado en hornear la tarta 50 minutos y dejamos reposar otros 15 o 20 minutos para que se enfríe un poco
  • Espolvoreamos con un poquito de azúcar glass por encima y ya la tenemos lista para comer

Para que os resulte más fácil hacerla os he elaborado este vídeo:

Apuntes sobre la receta de tarta rallada

Ha quedado una tarta deliciosa, el color de la masa junto con los arándanos resulta muy apetecible tanto a la vista como al paladar.

tarta rallada con arándanosComo habéis podido ver esta tarta se hace de una forma diferente a como estamos acostumbrados. Es una tarta maravillosa con una textura que me encanta, yo disfruto mucho comiéndola con las manos.

Es una tarta muy versátil que puede perfectamente quedar igual de bien en una mesa festiva o en una de día a día para una merienda o postre acompañada de un té o un café.

Para elaborarla empleamos harina normal, de todo uso, que se encuentra fácilmente en el supermercado, yo he utilizado un tamiz como este  pero también podéis tamizarla con la ayuda de un colador.

tarta rallada con arándanosEsta tarta resulta muy equilibrada, tiene el dulzor en su justa medida y el relleno también adecuado a la medida de la masa que resulta más delicada y ligera. Podéis hacer esta tarta con mermelada de cualquier sabor que os guste, para mi gusto como mejor queda es con bayas, ya sean frescas o congeladas, pero podéis dejar volar vuestra imaginación y a partir de esta receta tan original hacer vuestras propias versiones que también quedarán muy ricas con nutella, dulce de leche, leche condensada o lo que se os ocurra, pega con todo.

Si os gustan las tartas fáciles y muy ricas tengo otras recetas que podrían gustarte, como la tarta de zanahoria más rica del mundo

Si te gustan este tipo de recetas sencillas pero muy ricas no olvides suscribirte a Mi canal de Youtube, también puedes seguirme por Instagram y etiquetarme para que vea como te quedan mis recetas si las quieres compartir conmigo.

Contadme en los comentarios que os ha parecido la receta y nos vemos pronto amigos