Inicio » Recetas de postres » Masa de HOJALDRE casero
Hojaldre casero

Masa de HOJALDRE casero

Hola amigos, hoy os voy a enseñar a preparar masa de hojaldre casero, me lo habéis pedido en muchas ocasiones y os digo desde ya, que hacer hojaldre en casa requiere de tiempo, no es una tarea que se pueda realizar todos los días, sin embargo, está muy bien para ocasiones especiales.

Os voy a indicar todos los detalles que tenéis que tener en cuenta a la hora de elaborar un buen hojaldre, y también os diré cómo hay que hornearlo y que hay que hacer con los restos.

Esta masa de hojaldre casero sirve tanto para las elaboraciones dulces como saladas. Tiene un sabor muy bueno y es muy imponderable. Se prepara con ingredientes muy económicos y asequibles y con ella puedes hacer tartas, pastelitos, cuernitos, saladitos, empanadas y otras elaboraciones

Aquí tenéis un tutorial de lo más completo acerca del hojaldre.

Hojaldre casero

Masa de hojaldre casero

Hola amigos, hoy os enseño a hacer una masa de hojaldre casero para que podáis utilizarlo en vuestras recetas. requiere de tiempo de elaboración, pero merece mucho la pena.
Tiempo de preparación 45 min
REPOSO TOTAL 3 h 25 min
Tiempo total 4 h 10 min
Plato Dulces
Raciones 5

Ingredientes
  

  • 250 g de harina de trigo común
  • 5 g de sal
  • 130 ml de agua
  • 200 g de mantequilla sin sal

Elaboración paso a paso
 

  • En un recipiente tamizamos 250 g de harina, la harina que yo estoy utilizando es harina de trigo normal, la común, la de todo uso.
  • Ahora añadimos 5 gramos de sal (o una cucharadita) a los 130 ml de agua, ha de estar del tiempo, ni fría ni caliente, a temperatura ambiente.
  • Removemos muy bien hasta que se diluya la sal y lo vertemos en la harina.
  • Con ayuda de una cuchara, lo mezclamos y terminamos de hacer la bola con la mano. Esta masa no hay que amasarla, una vez que veas que tiene la misma consistencia por todos los lados y que no tiene partículas de harina suelta, deja de amasar.
  • Coge film transparente
  • Hacemos una bola con la masa y con un cuchillo la cortamos en forma de cruz
  • Y la envolvemos en el film
  • Debido a que yo he preparado está masa con harina de trigo de todo uso y no con una harina especial para hojaldre, ahora voy a dejarla reposar en la nevera al menos 4 horas, aunque se puede dejar la nevera incluso toda la noche. Este reposo es necesario para que la masa adquiera elasticidad
  • Mientras la masa está reposando en la nevera, vamos a preparar la mantequilla
  • Cogemos un papel para hornear y lo doblamos en forma de rectángulo de 15 x 20 cm y ponemos la mantequilla encima
  • Hacemos un paquetito y con la ayuda de un rodillo repartimos la mantequilla dentro del sobre
  • Guardamos el rectángulo de mantequilla en la nevera para que se vaya enfriando
  • Estiramos la masa en un cuadrado de 25 x 25 cm aproximadamente
  • Colocamos en el centro la mantequilla
  • Sellamos la mantequilla dentro de la masa en forma de sobre, tratamos de sellarla muy bien para que el sobre no se nos abra la hora de estirar
  • Estiramos el rectángulo obtenido en una lámina de unos 6 o 8 mm de grosor o tres veces más larga de lo que es ahora. Estiramos con cariño y con mucho cuidado, sin prisas, tratando de que el rectángulo nos quede lo más rectangular posible, tampoco hace falta forzar la masa para que no se nos salga la mantequilla
  • Le damos a la masa la vuelta para que quede con el cierre para arriba, retiramos la harina restante y doblamos la masa en 3.
  • Giramos la masa a 90 grados, la colocamos con el cierre para abajo y volvemos a estirarla en rectángulo de 6- 8 mm de grosor
  • Retiramos la harina y volvemos a doblarla en 3
  • Envolvemos la masa en papel
  • La guardamos en una bolsita
  • Y la guardamos en la nevera durante una hora, este tiempo es necesario para que la masa se relaje y se enfríe bien
  • Ahora vamos a dar a la masa el tercer pliegue: espolvorea con harina, voltea para que el cierre quede por abajo y estira en forma de rectángulo de 6 a 8 mm de grosor.
  • Es importante retirar los restos de harina cada vez.
  • Doblamos la masa en 3 de nuevo, la volvemos a envolver y guardamos en la nevera una hora
  • Vamos a dar a la masa el cuarto y último pliegue cuando terminé de doblar la masa estaba en esta posición, la giro 90 grados, la espolvoreo y la estiro en un rectángulo de 6 a 8 mm de grosor.
  • Mi hojaldre ahora contiene 81 capas de mantequilla y 162 capas de masa, en total son 243 capas
  • Amigos, nuestro hojaldre ya está listo.
  • En este momento si quieres utilizarlo otro día lo puedes envolver bien en una bolsita y guardarlo en el congelador
  • Si lo quieres utilizar el mismo día, como lo voy a hacer yo ahora, antes de estirar la masa en una lámina o dar la forma que queramos para hornearla es recomendable reposar en la nevera al menos 30 o 40 minutos. Esto es necesario para que la masa en el horno no se encoja
  • Yo lo voy a guardar en la nevera, unos 30-40 minutos y ahora para que veáis cómo queda el hojaldre. Voy a hacer unas hojaldritos recortándolos con un cortapastas
  • Los colocamos en una bandeja y los pintamos por encima con huevo batido
  • Yo los voy a espolvorear con azúcar por encima.
  • Los horneamos a 200 o 210 grados hasta que se doren, el horno tiene que estar previamente precalentado al menos 20 minutos. Yo estoy utilizando el horno con calor de arriba y abajo, si tienes solamente calor de abajo también vale.
  • Mis hojaldritos han tardado en hornearse 18 minutos, los voy a retirar ya para que no se doren demasiado.
  • Listos para comer
  • Los restos los podemos juntar y volver a estirarlos, pero hay un detalle los restos no se pueden juntar de cualquier forma. Sino tal y como lo muestro en el vídeo.

Para que os resulte aún más fácil elaborar esta receta os he preparado este vídeo:

Apuntes sobre la receta de hojaldre casero

Los que más han crecido son los que había recortado al principio, los demás han crecido algo menos, pero al abrirlos se ven todas las capas que tienen y están igual de bonitos. Por dentro el hojaldrado queda maravilloso, con muchas capas.

Hojaldre casero El sabor es delicioso, crujiente al primer bocado y suave y ligero por dentro, esto es un peligro, porque entran muy bien y sin apenas darte cuenta.
Como veis los ingredientes son básicos y baratos, lo único es el tiempo que requiere prepararlo.

Estos hojaldres, están muy ricos, la textura es celestial, incluso así solamente con un poquito de azúcar por arriba, ya es un auténtico manjar, tan crujientes por fuera y muy imponderable por dentro.
Hojaldre casero Os aseguro amigos que el hojaldre casero es un bocadito exquisito, si tenéis tiempo y os apetece hacerlo en alguna ocasión especial ya veréis que diferencia comparándolo con un hojaldre comprado, merece la pena hacerlo de vez en cuando para disfrutar de esta delicia.

Aquí os dejo una receta de cuernitos muy ricos que se hacen en Europa del Este con una textura hojaldrada muy buena.

Si te gustan mis recetas puedes suscribirte a Mi canal de Youtube, también puedes seguirme en Instagram y etiquetarme para que vea como te han quedado.

¡Hasta pronto!

Un comentario

  1. Pingback: Hojaldres GOURMET rellenos baratos y fáciles - Recetas de Esbieta

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

2 × uno =

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Svitlana Popivnyak.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Svitlana Popivnyak.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.