Medias noches caseras

Tal como muchos me habíais pedido, hoy os traigo una receta muy buena de medias noches caseras.

Con la receta que hoy os ofrezco salen unas medias noches riquísimas de sabor, muy esponjosas y jugosas. Tener medias noches en casa significa tener el asunto del desayuno, merienda, cena o postre resuelto: tomas un bollito, lo rellenas con lo que tengas a mano y a disfrutar.

Las medias noches están buenas con cualquier tipo de relleno, tanto salado como dulce.

medias noches caseras

Medias noches caseras - Receta de medias noches

Hola amigos, soy Svieta y hoy preparamos unos pequeños bollitos muy ricos llamados medias noches
Tiempo de preparación 4 h
Tiempo de cocción 20 min
Tiempo total 4 h 20 min
Plato Pan
Raciones 12

Ingredientes
  

  • 340 g harina de gran fuerza
  • 150 g leche
  • 15 g levadura fresca
  • 75 g azúcar
  • 4 g sal
  • 1 huevo
  • 2 yemas
  • 60 g mantequilla

Elaboración paso a paso
 

  • En una olla o cazo echa 200 g de leche y después de que compra a hervir, hiérvela 1 minuto y apaga el fuego. Calentamos mayor cantidad de leche de la necesaria debido a que la leche al hervir se evapora. Deja que la leche se enfría hasta los 30ºC y echa en una jarra 150 g de leche.
  • Añade a la leche levadura desmenuzada.
  • Añade 15 g de azúcar.
  • Remueve y deja la solución de levadura en reposos 40 minutos.
  • Añade a la solución de levadura 1 huevo y las yemas. Añade el azúcar restante. Remueve muy bien.
  • En un recipiente grande tamiza la harina. Añade la sal. Remueve.
  • Añade a la harina la mezcla de levadura. Con ayuda de una cuchara remueve muy bien.
  • Vuelca la masa sobre la mesa limpia y seca y amásala hasta que se vuelva lisa, brillante. Puedes amasar cómo quieras y con ayuda del aparato que quieras pero al final del amasado la masa te tienen que quedar como la mía.
  • Pasados 20 minutos del amasado, cuando la masa casi ha dejado de pegarse a la mesa, añade la mitad de la mantequilla e integrada a la masa. Al principio la mantequilla se va salir pero sigue amasando y veras como la masa la absorbe. Añade la mantequilla restante e intégrala a la masa.
  • Amasa la masa otros 10 minutos o hasta que deje de pegarse a la mesa.
  • Ponla en el recipiente y déjala que suba en 1.5 - 2 veces.
  • Pasada una hora, o cuando haya subido en 1-5-2 veces, amasa la masa para deshincharla y déjala que vuelva subir duplicando su tamaño.
  • Vuelca la masa sobre la mesa limpia y seca. Amásala 1 minuto, es para deshincharla.
  • Pesa la masa y divídela en 12 trozos. Haz bolitas.
  • Forra la bandeja del horno con papel para hornear. Coloca los bollitos en la bandeja. Tápalos con un trozo de film transparente. Déjalos que suban duplicando su tamaño. Los míos, a 17º- 18º, tardaron en subir 1 h 20 min. Ya sabes, si en tu casa hace más calor, tardaran menos en subir.
  • Cuando falten 20 minutos para que terminen de subir, enciende el horno a 190ºC con calor de arriba y abajo.
  • 5 Minutos antes de meterlos al horno píntalos con huevo batido. También los puedes pintar con la clara que te ha quedado.
  • Hornéalos unos 20 minutos o hasta que queden como a ti te gustan.
  • Enfríalos sobre una rejilla durante unos 20 minutos.

Para ver cómo realizar todos y cada uno de los pasos, mira el vídeo que te he preparado:

Apuntes sobre la receta de medias noches caseras

Estos bollitos son una delicia que conviene tener siempre a mano por si, a media noche, o a cualquier hora del día, nos apetece un refrigerio.

Los 15 g de levadura fresca los puedes sustituir con o 5 g de la levadura seca. Aunque es preferible que leas las instrucciones del uso de la levadura que has comprado ya que no toda la levadura seca que se vende es igual y los fabricantes suelen indicar la proporción de su levadura con la fresca.

Al principio del amasado la masa estará pegajosa pero a la medida que se vaya desarrollando el gluten, empezará a recogerse y finalmente dejará de pegarse a la mesa. El amasado no es un pasatiempo, sino es el proceso más importante en la elaboración de los bollos y panes. Tómalo muy en serio, por favor.

Solo una masa debidamente amasada te dará unas medias noches fuera de serie. Unas medias noches que siguen irresistibles pasados 2 y 4 días después del horneado. Recuerda que el resultado es proporcional al esfuerzo empleado.

Como por la mañana en mi casa hacían 15º – 16º, para ayudar a la masa levar mejor hice el siguiente truco. Llené con agua templada, de unos 35º (la temperatura del cuerpos es de 36º) un recipiente de plástico. Lo puse encima de una esquina de la manta, encima de él puse el recipiente con la masa y los dos envolví en la manta.

Medias noches

Con queso granulado estas medias noches están especialmente buenas, con jamón y tomate saben especialmente bien. Muchas veces de postre comemos medias noches untadas con mermelada de ciruelas casera y las acompañamos con un café. Con crema de chocolate que son de untar tambien estarán de escándalo. Solas también entran muy bien.

Tengo más recetas de panecillos como estos molletes de pan blanco ideales para un desayuno andaluz de categoría y estos otros panecillos con aceite de oliva que están muy ricos para meriendas y desayunos.

Si te ha gustado la receta de medias noches y el vídeo, suscríbete a mi canal y estarás al día de todas las recetas que subo.

 

¡Hasta la próxima!