Pan de leche trenzado

La receta que os traigo hoy es espectacular y divina, da un pan de leche que ni en sueños podríamos imaginar que existe uno así.

Esta receta pertenece a la genial cocinera ucraniana llamada Daria Cvek, de la que ya os he hablado en otras ocasiones.

pan de leche trenzado

Pan de leche trenzado ¡Suave y tierno!

¡Buenos días, amigos! Hoy vamos a preparar un delicioso pan de leche delicioso y muy esponjoso que os va a encantar
Tiempo de preparación 4 h 30 min
Tiempo de cocción 20 min
Tiempo total 4 h 50 min
Plato Pan
Raciones 10 -12

Ingredientes
  

  • 375 g harina de fuerza
  • 200 g leche
  • 6 g levadura fresca
  • 1 de talla L huevo
  • 35 g azúcar
  • 4 g sal
  • 25 g mantequilla

Elaboración paso a paso
 

  • En una olla o cazo echa 250 g de leche y después de que rompa a hervir, hiérvela 1 minuto y apaga el fuego. Calentamos mayor cantidad de leche de la necesaria debido a que la leche al hervir se evapora. Cuando rompa a hervir, hiérvela un minuto, apaga el fuego y tapa la cazuela. Deja que la leche se enfríe hasta los 30ºC, pesa 200 g de leche y ponla en una jarra.
  • Añade la levadura desmenuzada.
  • Añade 15 g de azúcar.
  • Remueve y deja la solución en reposos durante unos 40 minutos.
  • Pasado tiempo, al remover la solución, en la superficie aparecerán muchas burbujas. Eso quiere decir que la levadura se ha activado y funciona divinamente.
  • Ahora vamos preparar "roschyn".
  • Para ello, un recipiente grande, tamiza 150 g de harina y añade la solución de la levadura. Remueve muy bien, hasta que desaparezcan los grumos. Deja el roschyn en reposo a 20º - 22º durante 1 hora.
  • En un bol casca el huevo. Añade el azúcar restante y bátelo hasta que dejes de ver el azúcar.
  • Añade al roschyn el huevo batido.
  • Tamiza la harina restante.
  • Añade la sal.
  • Con ayuda de una cuchara remueve muy bien.
  • Vuelca la masa sobre una mesa limpia y seca y amásala hasta que quede lisa, brillante y cubierta de pequeñas ampollas. Es una masa fácil de amasar, ideal para las personas que tienen algo de experiencia de en amasado pero no mucha.
  • Pasados 15 minutos del amasado, o cuando la masa se ha recogido y ha dejado de pegarse a la mesa, añade la mantequilla e integrarla a la masa.
  • Amasa la masa unos 5 minutos más o hasta que deje de pegarse a la mesa.
  • Puedes amasar la masa con la técnica que quieres y con ayuda del aparato eléctrico que quieres pero al final del amasado la masa te tiene que quedar igual que la mía (ver vídeo).
  • Pon la masa en el recipiente, tápala y deja que suba duplicando su tamaño, la mía tardó en subir 2 horas.
  • Vuelca la masa sobre la mesa. Amásala 5 minutos.
  • Pésala y separa la tercera parte de la masa.
  • Pesa el trozo de masa grande y divídelo en 3 trozos del mismo peso.
  • Pesa el trozo pequeño y también divídelo en 3 trozos del mismo peso.
  • Haz bolitas y déjalas en reposo unos 5 minutos.
  • Haz 6 cabos de unos 50 centímetros.
  • Haz 2 trenzas.
  • Haz un ligero hendido longitudinal en el centro de la trenza grande.
  • Coloca el la hendidura la trenza pequeña.
  • Unta el molde con un chorrito de aceite de oliva o fórralo con papel para hornear.
  • Coloca en el molde la trenza.
  • Tápala con un trozo de film transparente y deja que suba duplicando su tamaño. La mía, a 16º -17º, tardó en subir 1h y 25 minutos. Si en tu casa hace más calor, subirá antes. Aunque la temperatura del levado superior a 24ºC no la recomiendo. Estate pendiente del levado porque si se pasa, la trenza se puede romper.
  • Cuando falten 20 minutos para que termine el levado, enciende el horno a 190ºC con calor de arriba y abajo. Es para que se vaya calentando.
  • 10 minutos antes de meter el pan en el horno casca 1 huevo y bátelo con 2 cucharadas de agua.
  • Pinta la trenza con huevo.
  • Espolvoréala con semillas de amapola.
  • Hornéala durante unos 20 minutos o hasta que quede como a ti te gusta.
  • Saca el pan del horno, espera 2-3 minutos y con mucho cuidado cógelo y ponlo sobre una rejilla, para que se vaya enfriando. Recién salido del horno es tremendamente delicado, trátalo como si fuera un huevo que se rompe con facilidad.

Para que puedas ver cómo hay que realizar todos y cada unos de los pasos de la receta, te he preparado este vídeo:

Apuntes sobre la receta de pan de leche trenzado

La corteza de este pan de leche trenzado es una revelación para las papilas gustativas, su sabor es sorprendente y familiar a la vez. Al comer la primera rebanada piensas:

—“ Eso es, así es como ha de saber el auténtico pan casero”.

Este es el típico pan de leche que haría para sus adorados nietos una amorosa abuelita.

Como por las mañana en mi cocina hacían 15º – 16º, para ayudar al roschyn levar mejor hice el siguiente truco. Llené con agua templada, de unos 35º (la temperatura del cuerpos s de 36º) un recipiente de plástico. Lo puse encima de una esquina de la manta, encima de él puse el recipiente con la masa y los dos envolví en la manta.

Después de mudarnos hace un mes a Cataluña estamos conociendo la maravillosa gastronomía de la región. Y ahora nos encanta comer este pan con los embutidos catalanes. Parece que están hechos el uno para el otro. Es… un pecado.

Pan de leche trenzado

Cuando hago un pan, una vez que está frío lo corto en rebanadas y lo congelo. Pero este no llegó al congelador porque mas de la mitad nos lo comimos mi esposo y yo de una sentada. Lo que quedó lo guardé en una bolsa para el desayuno. Y casi todo el pan lo comimos solo, sin nada. Así es de bueno este pan.

Y ahora te quería contar una cosa…

A veces puede pasar que compres la levadura y esta no funciona debidamente a pesar de no estar caducada. Es lo que me pasó cuando me puse hacer este pan, que después de poner la levadura activarse durante los 40 minutos, esta no dio señales de vida, en su superficie aparecieron solo 4 desgraciadas burbujas. Nada que ver con el gorro de espuma que aparece cuando la levadura está en condiciones. Así que tuve que tirarla e ir a comprar otra.

La levadura que me falló se supone que caduca de aquí a tres semanas. Y la nueva, la que sí me funciono, caducaba de aquí a cuatro semanas. Así que ya sabes, a veces la levadura puede fallar a pesar de no estar caducada. No es algo habitual pero puede pasar. Esta, por ejemplo, es la primera vez que me pasa.

Si te gustan las recetas dulces te invito a probar unas torrijas muy cremosas y este otro bollo dulce con forma de trenza que es típico de Asturias.

Si te ha gustado la receta y el vídeo, suscríbete a mi canal.

¡Hasta la próxima!