Pan casero de queso Pogacha

El otro día os enseñé hacer un precioso pan llamado Pogacha  que es típico en Europa Central y Balcanes. Espero que os haya dado tiempo a hacerlo.

Hoy os voy a enseñar a hacer otra variedad de pogacha que se prepara en Eslovenia.

¿Te imaginas un pan súper tierno y esponjoso cubierto con una deliciosa capa de queso fundido? Así que saca de la nevera un trozo de tu queso preferido y empezamos.

pan casero de queso pogacha

Pan casero de queso - Pogacha

¡Hola amigos! Hoy vamos a hacer otro pan pogacha diferente al que os he enseñado ya en otra ocasión pero igual de delicioso
Tiempo de preparación 3 h 20 min
Tiempo de cocción 30 min
Tiempo total 3 h 50 min
Plato Pan, Queso
Cocina Eslovenia
Raciones 6 -8

Ingredientes
  

  • 500 g harina de fuerza
  • 250 g agua
  • 1 de talla M huevo
  • 10 g levadura fresca
  • 15 g azúcar
  • 8 g sal
  • 50 g aceite de oliva
  • 300 g queso

1 huevo para pintar el pan

    Elaboración paso a paso
     

    • En un recipiente ponemos 250 g de agua templada, de unos 35ºC.
    • Añadimos el azúcar.
    • Añadimos la levadura desmenuzada.
    • Con ayuda de una cuchara removemos hasta que se diluya la levadura.
    • Dejamos la solución obtenida en reposo unos 10-15 minutos, para que se active la levadura.
    • En un recipiente grande casca el huevo.
    • Añade la sal.
    • Bate el huevo con la sal hasta obtener una mezcla homogénea.
    • Sabrás que la levadura se haya activado cuando en la superficie de la solución aparezcan las burbujas y cuando al removerla escuchas el típico sonido que produce el agua con gas al servirla.
    • Echa la levadura al recipiente con huevos.
    • Remueve muy bien.
    • Tamiza a la mezcla la harina.
    • Con ayuda de una cuchara remueve, pero sin hacer una bola.
    • Añade a la masa el aceite.
    • Intégralo a la masa.
    • Tapa el recipiente y déjalo en reposo unos 20 minutos, para que las partículas de harina se humedezcan debidamente.
    • Pasado tiempo vuelca la masa sobre la mesa limpia y seca.
    • Amasa la masa hasta que se vuelva lisa y deje de pegarse a la mesa.
    • Puedes amasar la masa con ayuda de una amasadora.
    • Mi masa ha dejado de pegarse a la mesa pasados 15 minutos del amasado. Según la harina que hayas usado y la habilidad que tengas para el amasado, puedes tardar en amasarla mas tiempo o menos.
    • Unta el recipiente con pequeña cantidad de aceite de oliva.
    • Pon dentro la masa y ciérralo.
    • Deja la masa que suba en 1,5 - 2 veces. La mía, a 22ºC, tardo en subir 1 hora. Si en tu casa hace más frío, tardará más en subir.
    • Deshincha la masa.
    • Deja que vuelva a subir duplicando su tamaño.
    • Corta el queso en cuadraditos de 3 cm - 3,5 cm de largo y de 0,6 - 0,8mm de grosor.
    • Espolvorea la mesa con harina.
    • Vuelca la masa sobre la mesa espolvoreada.
    • Espolvorea con harina la masa por encima.
    • Con ayuda de un rodillo estira la masa en circulo de 32 cm de diámetro y de 1 cm - 1,5 cm de groso.
    • Estira la masa con cuidado y cariño, no la aprietes más de lo necesario.
    • Corta la masa en cuadraditos de 4 - 5 centímetros de largo tal y como lo muestro en el vídeo. Par cortar los cuadrados a la medida necesaria, como ejemplo utilizo un trozo de queso y dejo 1 centímetro a su alrededor.
    • En cada cuadrado hunde un trozo de queso.
    • Para rellenar los bordes de la pogacha corta los trozos de queso restantes en triángulos.
    • Paso seguido enciende el horno a 180 ºC con calor sólo de abajo. Si no tienes esta función, pone el calor de arriba y abajo.
    • Deja que se caliente durante 20 minutos.
    • 10 minutos antes de que termine de calentarse el horno, casca un huevo y bátelo.
    • Antes de meter la pogacha al horno píntala con huevo. Así es, después del formado el reposo de la pogacha es de 20 minutos, justo el tiempo que tarda en calentarse el horno.
    • Espolvoréala con comino en grano. Te recomiendo que no omitas el comino porque va de maravilla con queso. De hecho, en algunas tiendas venden un gouda con comino y es muy rico.
    • Mete la pogacha al horno y hornéala unos 30 minutos o hasta que quede como a ti te gusta. Pasados 10 minutos del horneado pon el calor de arriba y abajo.
    • Saca el pan del horno.

    Para que veas cómo realizar todos y cada uno de los pasos te he preparado este vídeo:

    Apuntes sobre la receta de pan casero de queso

    Decir que este maravilloso pan de queso está muy bueno es quedarse corto. Es un pan cremoso y con un sabor que apetece comer un trozo y otro más.

    El pan y el queso es un matrimonio tradicional, estable y feliz que a todos nos hace babear. A nadie le deja indiferente.

    Antes de servir la pogacha de queso, recorta las láminas de queso que al fundirse se hayan formado en los bordes. Es por el tema estético porque no veas lo buenas que están, me las como mientras las quito, sobre la marcha.

    Este pan se puede puede comer tanto caliente como frío. Puedes hacer con él todo tipo de sándwiches y bocadillos.

    Es un pan casero es muy esponjosos y tierno. Aviso que una vez que empiezas a comerlo, es difícil de parar.

    Puedes hacer varias pogachas, para un par de semanas, y congelar. Una vez que estén frías, pártelas en porciones individuales, mételas en una bolsa de plástico y guárdalas en el congelador. Cuando la quieres comer, saca un trozo… ¡o dos!… y a disfrutar.

    Puedes descongelar el pan a temperatura ambiente (sacándolo de media hora a una hora antes de consumirlo) o en microondas.

    Yo la pogacha la descongelo en microondas. En el mío, a máxima potencia, tarda en descongelarse 48 segundos exactos. En el tuyo puede tardar mas tiempo o menos, según la potencia máxima que tenga tu microondas. Estate pendiente mientras se está descongelando. Para el microondas cada 10 segundos para ver qué tal va el proceso de descongelación porque si lo dejas el pan demasiado tiempo dentro del microondas, se te puede secar convirtiéndose en una triste e incomible galletita.

    Si te ha gustado el video, compártelo en las redes sociales y suscríbete a mi canal.

    Aquí puedes ver otras recetas de diferentes panes que tengo y que seguro te gustarán.

    ¡Hasta la próxima, amigos!