Huevos Benedict caseros con salsa holandesa

Hoy os enseño a preparar unos buenos y auténticos huevos Benedict o huevos benedictinos con su salsa holandesa cremosa y con sabor a mantequilla.

Este plato se prepara con pan que puede ser tipo muffin o tostada, con jamón o pastrami y huevos escalfados, todo bañado en la salsa.

huevos Benedict

Huevos Benedict caseros + salsa holandesa

Hola amigos, ¿qué tal? Soy Svieta. Hoy os voy a enseñar cómo preparar en casa exquisitos huevos Benedict caseros y deliciosos y también la salsa holandesa
Tiempo de preparación 25 min
Tiempo de cocción 4 min
Tiempo total 29 min
Plato Huevos
Raciones 1 -3

Ingredientes
  

  • 100 g mantequilla sin sal
  • 2 unidades yemas
  • 1 cda. zumo de limón
  • 1 - 3 huevos
  • al gusto jamón
  • al gusto sal
  • al gusto pimienta negra
  • al gusto aceite de oliva

Elaboración paso a paso
 

  • Para preparar la salsa holandesa en un cazo ponemos la mantequilla y a fuego moderado la derretimos.
  • En cuanto la mantequilla se haya derretido retiramos la espuma que se ha formado por arriba.
  • A fuego suave dejar que la mantequilla borbotee y así se evapore el suero o líquido de la mantequilla que está en el fondo.
  • Cuando deje de borbotear sabrás que se ha evaporado.
  • Volvemos a retirar la espuma que se ha formado.
  • Hay quien no evapora el suero de la mantequilla sino que una vez que la mantequilla se ha derretido, la aparta del fuego, la reposa y luego separa la materia grasa del suero. A mí me resulta más cómodo hacerlo tal y como os he enseñado.
  • Colamos la mantequilla para liberarla de impurezas.
  • Añadimos a las yemas 1 pizca de sal.
  • Y 1 pizca de pimienta negra molida.
  • Batimos las yemas.
  • Puedes usar tanto la batidora eléctrica como una varilla de mano.
  • Cuando veas que las yemas se hayan vuelto blanquecinas dejamos de batirlas.
  • Ahora ponemos las yemas batidas sobre un recipiente con agua caliente, ¡no hirviendo!, y a fuego bajito. La función del baño maría en este caso es mantener la salsa templada.
  • Batimos las yemas y vamos añadiendo la mantequilla gota a gota, poco a poco.
  • Una vez qeu la salsa está hecha añadimos 1 cucharada de zumo de limón y la integramos.
  • Si la salsa te quedó demasiado espesa puedes añadir 1 cucharada de agua caliente (no hirviendo).
  • Apartamos la cazuela del fuego pero dejamos la salsa sobre la cazuela para que se mantenga templada.
  • Cascamos el huevo para escalfar.
  • En agua bien caliente, pero sin que llegue a hervir, hacemos un remolino.
  • Volcamos el huevo.
  • Lo cocemos 4 minutos.
  • Cogemos un panecillo o un muffin inglés y lo abrimos.
  • En una sartén caliente tostamos el pan.
  • Normalmente estos huevos se sirven con bacon pero yo voy a poner jamón serrano. Lo voy a calentar un poco en la sartén templada para que así sea más apetitoso.
  • Rociamos el pan con un poco de aceite.
  • Ponemos sobre el pan el jamón o bacon.
  • El huevo escalfado.
  • Y la salsa.
  • Espolvoreamos con cebollino.
  • Y servimos.

Para que te sea fácil hacer los huevos benedictinos te he preparado este vídeo:

Apuntes sobre la receta de huevos Benedict

La primera vez que probé unos huevos Benedict fue en un restaurante de cadena, de esos que hay muchos iguales en todas las ciudades.

Y aquello era la cosa más asquerosa del mundo. La salsa estaba rancia, el huevo pasado, el pan duro… y yo pensando, Dios mío, cómo es posible que este plato le guste tanto a la gente.

Y digo… algo aquí está mal. Cuando llegué a casa empecé a investigar sobre la receta, viendo cómo se hace, y la preparé. Y ¡Dios mío! Amigos, la diferencia entre los huevos Benedict que hice y los que comí en aquel restaurante era abismal. Vamos, directamente era otro plato. La salsa holandesa me salió muy cremosa y con deliciosos sabor a mantequilla. Los huevos estaban muy jugosos y el pan estaba muy esponjoso.

huevos benedict

Y entonces entendí que para comer los huevos Benedict no se debe ir a cualquier sitio. O vas a un sitio de recomendación, que sepas que allí los hagan bien. O los haces por tu cuenta. O que alguien te los haga.

La cantidad de salsa holandesa que hice da para 2 – 3 huevos. Esta salsa hay que consumirla en el momento ya que no es apta para su conservación debido a su frágil estructura condicionada por las cualidades físicas de la mantequilla. La mantequilla se endurece a temperatura ambiente y, por consiguiente, la salsa también. Y si la calientas pierde la estructura aunque… si nadie te ve la puedes comer porque de sabor sigue siendo maravillosa.

Huevos benedictinos

La salsa holandesa está tan deliciosa que la acabarás antes de que se te pase por la cabeza guardarla.

Para hacer huevos escalfados recomiendo usar los huevos de tamaño L o, mejor, XL (grandes o extra grandes). Quedan más vistosos y, también, con uno de estos una persona de comer comedido tendrá suficiente.

Cuéntame por favor en los comentarios si te ha gustado la receta.

También te recomiendo estos deliciosos huevos en salsa aurora, son una maravilla.

Y compártala en las redes sociales con tus amigos. También, suscríbete a mi canal de YouTube, si aún no lo has hecho.

Nos vemos pronto amigos, disfrutad de estos exquisitos huevos.