Sopa de setas de mi abuela

La receta de esta sopa de setas pertenece a mi abuela. La suelo preparar bastante a menudo porque se hace muy rápido y es una opción ideal para cuando no hay mucho tiempo pero apetece comer comida casera de verdad.

Lo que más me gusta de esta sopa de setas es que lleva pasta. Las setas y la pasta, en general, van muy bien una con otra. Se autocompletan a la perfección.


He utilizado la pasta fresca que hice solo con harina y agua. Puedes perfectamente usar pasta fresca comprada o hacerla tal y como lo enseño aquí.

Sopa de setas de mi abuela

¡Hola, amigos! Soy Svieta. Hoy vamos a preparar una rica, nutritiva y ligera sopa de setas siguiendo la receta de mi abuela que cocinaba de maravilla.
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 20 min
Tiempo total 35 min
Plato Plato principal, Sopa
Cocina Ucraniana
Raciones 4

Ingredientes
  

  • 200 g champiñones
  • 10-15 g boletus deshidratados
  • 1 grande patata
  • 1 mediana zanahoria
  • 1 chalota
  • 1 diente ajo
  • 3-4 ramitas perejil
  • 150 g pasta fresca
  • 1 pizca pimienta negra molida
  • al gusto sal
  • 1,5-1,8 l agua
  • 1 chorrito aceite

Elaboración paso a paso
 

  • Enjuaga bajo el grifo los boletus y ponlos en una cazuela con 1,5 l de agua. Déjalos así durante media hora para que se hidraten.
  • Mientras tanto prepara la pasta (si la vas hacer).
  • Pasado tiempo pon la cazuela con setas y agua en la que se estaban remojando a fuego alto y lleva a ebullición. En cuanto rompa a hervir, haz el fuego medio y cuece unos 10 minutos.
  • Lava, pela y ralla finamente la zanahoria.
  • Lava, pela y corta en dados de 2 centímetros la patata.
  • Pica finamente la chalota, el diente de ajo y el perejil.
  • En una sartén pon un chorro de aceite y, a fuego medio, dora la chalota.
  • Añade la zanahoria, rehógala durante unos 2 minutos y retira la sartén del fuego.
  • Añade la patata a la cazuela y 1 cucharadita rasa de sal.
  • En cuanto rompa a hervir, haz el fuego medio y cuece la patata durante 5 minutos.
  • Añade los champiñones...
  • ... y pasta fresca.
  • Cuece, a fuego medio, hasta que la pasta esté hecha y añade el sofrito de zanahoria, el perejil y el ajo finamente picados.
  • Remueve, añade una pizca de pimienta negra molida y, si hace falta, rectificar de sal.
  • Sirve la sopa enseguida.

Apuntes sobre la receta de sopa de setas

He preparado la sopa con unos champiñones blancos y para potenciar el sabor a seta, he añadido también unos 10- 15 gramos de boletus deshidratados.

boletus-deshidtatados

En el caso de que consigas boletus frescos, pon unos 200 gramos y ya no añadas champiñones. Te saldrá una sopa propia de un cuento de hadas…

De todas formas esta sopa admite cualquier tipo de seta, puedes prepararla con el tipo de seta o champiñón que te sea más fácil encontrar en tu supermercado.

En esta ocasión he utilizado aceite de girasol virgen.

aceite-girasol-virgen

Este aceite huele a pipas, a girasoles… riquísimo. Es muy usado en Ucrania. Va muy bien para cocinar y, sobre todo, para aliñar ensaladas veraniegas.

Cada vez que voy a Ucrania, concretamente a los Cárpatos, traigo un kilo de boletus deshidratados. En los Cárpatos casi todo el mundo los recolecta en grandes cantidades. Es una seta muy extendida en esa zona y ocupa un lugar importante en su gastronomía; tienen muchas recetas donde emplean los boletus y en las que es el ingrediente principal.

Los consumen en fresco preparando salteados, sopas, salsas, estofados, ensaladas o como relleno de pasteles salados. También los deshidratan (secándolos previamente laminados al sol o con calor de la cocina de leña) o los preparan en conservas marinados o en salmuera.

La penúltima vez que fui a los Cárpatos para visitar a mi abuela, como de costumbre había comprado un kilo de boletus deshidratados. Pero además mi abuela, que ya era viejita y le costaba andar, me había regalado una pequeña bolsita de boletus que había recolectado ella. Me dijo: «Llévate también estos, ya verás qué bien huelen y saben y que amarillitos y bonitos son. Son otoñales».

A ella no le gustaban mucho los boletus primaverales y menos aún los que aparecían en verano.
Mi abuela se marchó hace ya unos años…

Yo aún conservo la bolsita de los boletus que me había regalado. Se convirtieron en una especie de recuerdo. Pienso que estos boletus conservan la energía de sus manos y de su corazón y no quiero terminarlos.
En algunos momento cojo un pequeño puñado de estos boletus, la cantidad justa para que solo den el sabor, y me preparo esta sopita que me llena de energía y fuerzas. Pienso que de alguna forma me conecta con mi abuela.

Si te gustan las sopas no te pierdas la sopa de romolacha o sopa Borsch o esta sopa de verduras muy saludable

Espero que te animes a preparar esta espectacular sopa de setas. Cuéntame en los comentarios qué tal te pareció la receta y no olvídes suscribirte a mi canal de Youtube.

Hasta pronto, amigos