Pan de patata con semillas de amapola

Hoy vamos a preparar una receta muy antigua que proviene de mi tierra natal.

La receta nos la hizo llegar a través del tiempo una famosa cocinera ucraniana llamada Daria Zvec. Este pan roza la ciencia ficción, lo más sorprendente es que no envejece, sigue tierno durante muchos días y aguanta en perfectas condiciones una semana fácilmente, aunque lo más seguro es que se acabe mucho antes.

pan de patata

Pan de patata con semillas de amapola

¡Hola amigos! Hoy os voy a enseñar a hacer un pan de patata antiguo, tal como se hacía en la tierra de la que vengo.
Tiempo de preparación 4 h 30 min
Tiempo de cocción 35 min
Tiempo total 5 h 5 min
Plato Pan
Raciones 6

Ingredientes
  

  • 500 g harina de fuerza
  • 10 g levadura fresca
  • 250 g leche semidesnatada o entera
  • 50 g azúcar
  • 50 g mantequilla
  • 6 g sal
  • 140-160 g patata cocida
  • para pintar el pan clara de huevo
  • para espolvorear el pan semillas de amapola

Elaboración paso a paso
 

  • Para cocer las patatas lávalas, cúbrelas, con agua y fuego alto llévalas a ebullición. En cuanto el agua rompa a hervir, haz el fuego medio y cuece la patata hasta que queden hechas.
  • Yo cocí más patatas porque iba a hacer ensaladilla rusa.
  • En una cazuela grande pon 350 g de leche y llévala a ebullición. Hiervela alrededor de un minuto. Tapa la cazuela y deja que la temperatura de leche baje hasta los 35 ºC.
  • En un recipiente pon 250 g de leche. Añade 20 g de azúcar. Añade la levadura desmenuzada. Remueve hasta que se diluya la levadura. Tapa el recipiente y deja en reposo unos 40 minutos, para que la levadura fermente.
  • En un recipiente grande echa 500 g de harina. Pela la patata y rállala dentro del recipiente con harina. Añade 30 g restantes del azúcar. Añade la sal. Con ayuda de una cuchara mezcla los ingredientes entre si.
  • Añadimos la levadura y remueve. Termina de formar la bola de masa con la mano.
  • Al principio la masa estará rugosa y un pelín seca pero, gracias al amasado, finalmente vas a obtener una masa uniforme, blandita y elástica. Muy agradable al tacto y tremendamente aromática. Pero que no se te ocurra comerla cruda… jejejeje estoy bromeando.
  • He tardado en amasar la masa media hora. Durante los primeros 15 minutos del amasado se van deshacer los trozos de patata y se van a integrar a la masa.
  • Una vez la masa se haya vuelto homogénea, estírala ligeramente y pon encima la mitad de la mantequilla. Amasa hasta que la mantequilla se integre por completo a la masa.
  • De la misma forma añade la mantequilla restante y sigue amasando hasta que la masa deje de pegarse a la mesa, aproximadamente unos 10 minutos.
  • Al final, amasa la masa durante 5 minutos con la técnica del amasado francés.
  • 
Una vez hayas terminado de amasar, pon la masa en el recipiente y tápalo. Deja levar la masa hasta que sube en 2,5-3 veces. La mía, a 18ºC, tardo en subir 2 h 20 min.
  • Vuelca la masa sobre la mesa y amásala 5 minutos.
  • Espolvorea la mesa ligeramente con harina. Haz con la masa una bola y ponla en la mesa espolvoreada. Déjala en reposo 5 minutos. Forma el pan.
  • Coloca el pan sobre una bandeja de horno forrada con papel para hornear.
  • Deja que el pan suba duplicando su tamaño. El mío, a 18ºC, tardó en subir 1h 15 min.
  • No dejes el pan levando sin vigilancia, porque es muy delicado. Cuando se sobrefermenta, se abre por arriba antes de que lo metes al horno pero la falta de fermentación hace que se abra por abajo ya en el horno. Estos detalles solo empeoran su aspecto exterior, pero de sabor quedará rico de cualquier forma. 

 La temperatura del levado ideal para este pan es de 18ºC - 22ºC.
  • Cuando falten unos 20 minutos para que termine el levado, enciende el horno a 210ºC con calor solo de abajo.
  • Antes de meter el pan al horno píntalo con clara de huevo y espolvoréalo generosamente con semillas de amapola. Pulveriza el pan con agua.
  • Mételo en el horno y pon el calor de arriba y abajo.
  • Hornea el pan 35 minutos.
  • Después de sacarlo del horno no te lances encima de él, déjalo sobre una rejilla unos 30 minutos, para que termine de cocerse.

Te he preparado un vídeo para que veas paso a paso como se hace este pan de patata

Apuntes sobre la receta de pan de patata con semillas de amapola.

Este pan es ideal para los desayunos y meriendas. El toque dulzón que tiene resalta muy bien los alimentos salados y autocompleta los dulces.

Queda riquísimo con lomo embuchado, quesos azules, mermeladas, mantequilla y otras exquisiteces. Está bueno incluso solo, sin nada. Una taza de té, o de café, y una rebanada de este pan se podría entender como algo lo que llamamos felicidad.

pan-de-patata-2

Este pan de patata es un lujo que está al alcance de todos. Y es bastante fácil de preparar, tan solo requiere un poco de tiempo, cariño y dedicación. Preparandolo no solo complaceras tu paladar sino tambien el corazón y la mente: el proceso de preparación del pan se podría comparar con meditación. Vamos que es beneficioso en todos los aspectos.

Debido a que la masa es bastante densa, no recomiendo usar harina demasiado fuerte. La que va para los brioches, bollos y roscón de reyes es demasiado fuerte y como resultado puede dar una miga gomosa.

pan-de-patata-3

Yo he utilizado harina de fuerza de marca blanca, una que compré en un supermercado que tengo al lado de casa. Una harina de fuerza que contienen 10 g – 11 g de proteínas por 100 g de harina es perfecta para elaborar esta receta. Esta información, la de cantidad de proteínas por 100 g de harina, encontrarás en uno de los laterales del paquete en el que viene harina.

Si te ha gustado el vídeo, suscríbete a mi canal de Youtube. Así serás el primero en ver los nuevos videos que suba.

¡Hasta la próxima, amigos!